Numerosos estudios demuestran que el desarrollo intelectual, emocional y físico es positivamente y profundamente afectado por el estudio de la música. Yamaha Music School fomenta el desarrollo de una mente, cuerpo y espíritu sano.